Como hacer un kokedama.

Kokedama composición.

Tutorial en youtube.

Descripción.

En este articulo no vamos a explicar la historia del kokedama, de donde proviene, ni porqué se creó. Lo que vamos hacer es analizar bien cómo funciona este pequeño ecosistema para poder entender bien como cuidarlo o si eres más osado, realizarlo en tu propia casa.

Primera cosa que tenemos que tener clara son los elementos que lo componen.

Kokedama - planta principal y medio que la sustenta.

La planta principal del kokedama

Debe reunir unas características determinadas, todo y que veamos Kokedamas de todo tipo, con orquídeas, flores y otras composiciones bellas.

Pero en la realidad, para que perduren en el tiempo como un ecosistema resiliente, tendremos que entender la relación entre todos los elementos que lo componen.

Y la mejor manera para entender como funciona un ecosistema, es imitar a la naturaleza sin cuestionaría.

Si queremos poner un pino en un Kokedama, es posible, ya que en muchos ecosistemas se encuentra esa relación de medio que lo sustenta y planta que vive en él.

Pero lógico es pensar, que el pino es un árbol y que para mantenerlo ahí dentro tendremos que ser algo similar a cirujanos jardineros o aficionados extremos a los kokedamas.

Poner flores como planta principal del kokedama también es complicado pero no imposible. Sus cuidados pondrán a prueba a los más pacientes personas, ya que la gran mayoría de flores requieren sol o luz indirecta. Por lo tanto, tendremos complicaciones en el cuidado del musgo, tendremos que estar mas pendientes de la humedad relativa. También dependiendo del lugar en el planeta que te encuentres las horas de luz y las temperaturas ambientales, variaran muchísimo. Las plantas para florecer necesitan x horas de luz al día, por eso deberíamos utilizar lámparas de led para mantenerla en floración.

Si utilizamos plantas como las orquídeas, encontraremos otros problemas. La orquídea es una planta que vive encima de los árboles y sus raíces les gusta estar expuestas a la luz, por eso, si os fijáis, son de las pocas plantas que al comprarlas vienen con macetas transparentes, en un soporte de trocitos de madera. Y sí! hay kokedamas que aguanta mucho con sus orquídeas, pero las posibilidades de éxito se reducen.

Así que, para la elección de la planta nosotros aconsejamos una planta que reúna ciertas características simbióticas con el medio que la va a sustentar. Nadie os tiene que decir que planta poner, la observación de la naturaleza nos lo indicará. 

Ejemplo claro, si vamos aún bosque donde hay musgo encontraremos diferentes aspectos. Humedad elevada y agua, arboles grandes, arbustos y pequeña planta.

Aquí ya es evidente que planta coger un abeto (conífera, para cirujanos jardineros) o un helecho ( o planta pequeña)

Aquí ya tenemos varios elementos, musgo y planta. Aunque observemos el bosque queda totalmente prohibido cogerlo del bosque, los elementos se compran en lugares autorizados para la venta.

Prosigamos con la observación.

Para que el musgo y la planta viva necesitamos más cosas aún, aparte de la humedad, poca luz directa, el musgo y la planta. Tenemos que comprender el medio que lo sustenta y aquí entramos en la parte más importante para tener éxito.

 

Kokedama - medio que lo sustenta

Ahora es el momento de ver en que tipo de medio viven estos seres vivos y que vamos hacer para imitar lo más posible su ecosistema.

El primer elemento que queda descartado para preparar la composición del sustrato es la fibra de coco. Ya que para nuestro entender el coco y el musgo es una relación poco simbiótica, Todo y que la fibra de coco ayuda a la composición nosotros imitamos a la naturaleza, no le decimos lo que tiene que hacer o cómo queremos que se comporte.

Los helechos, qué casualidad que el mismo elemento que podríamos utilizar con el musgo tiene una propiedad muy poco conocida y aún menos utilizada.

Si nos fijamos, debajo del helecho encontramos sus ramas secas. Se quedan arrugadas como muelles, es lo mejor que hay para crear la oxigenación en la planta. La fibra de coco es un residuo en grandes cantidades, por eso se utiliza más que el propio helecho que nadie lo utiliza excepto nosotros.

Ahora necesitamos otro elemento que se encuentra en este ecosistema, el mantillo. El mantillo es la materia orgánica en descomposición, si arañamos la superficie del suelo, por debajo de las primeras hojas caídas, veremos que el primer centímetro es mantillo. Eso nos indica un componente clave y su cantidad proporcional. No podemos abusar de este elemento, pero si es necesario para que se alimente el musgo. Mantillo y un poco de ramitas o hojas casi descompuestas.

Otro elemento sería un sustrato universal, fácil de encontrar y comercializado a gran escala, que es el que nos permitiría enlazar planta con medio que lo sustenta y musgo.

La perllita, o vermiculita, sería el aspecto mineral y elemento aconsejable, para la conservación de la humedad dentro de la planta. 

Un poquito de humus de lombriz

Un poco de arena de río, finita para ayudar con los drenajes y el elemento que lo va a unir todo, la arcilla.

La arcilla es el elemento que va hacer que todo se aguante en una bola.

Receta de sustrato Kokedama.

Utilizaremos el 50 % de Arcilla tamizada, 30% de sustrato, 5%arena de rio, 5% helecho seco o fibra de coco, 5% de humus de lombriz, 5% perlita.

No os preocupeis por las cantidades exactas, no importa.

Mezclaremos todo incorporando agua hasta que podamos comenzar hacer como una masa, e iremos incorporando más arcilla hasta que podamos hacer bolas que se aguanten, es importante que se creen bolas que no se agrieten, así que utiliza agua y arcilla poco a poco hasta conseguir esa textura.

La arcilla nos permite generar una estructura firme como si fuera una maceta natural.

Ahora cogemos nuestra planta y le quitamos la maceta, con suavidad vamos separando sus raíces sin romperlas, sacándoles toda la tierra que podamos sin pasarnos. Esto nos permitirá construir con la nueva mezcla una forma esférica alrededor del kokedama. Si la mezcla de nuestro sustrato esta bien realizada, quedará una bola alrededor de todas las raíces de la planta. Ahora como esa bola estará húmeda, la rebozamos con el mantillo y pequeñas ramitas y hojas en descomposición, la pulverizamos todo y colocamos el musgo alrededor del kokedama, no tener miedo que el musgo ya se ira arreglando solo con el tiempo. Presionamos con las manos y con hilo de coser de color similar al musgo le vamos dando vueltas a nuestra maceta de musgo hasta que veamos que se aguanta bien.

Nos quedará tal y como en la foto, de manera fácil.

Cuidados kokedama

Pulverizar tantas veces como se necesario para que nuestro musgo este húmedo, con temperaturas de 30 grados 4 a 5 veces al día.

No lo expondremos a temperaturas elevadas ni exposiciones al sol directas.

La pulverización no será suficiente para la planta así que de tanto en tanto sumergir en agua al Kokedama durante 15 minutos, para que el agua hidrate la planta de vez en cuando.

Si tenéis algún problema o queréis enriquecer la tierra ahora solo es abrir, arreglar, operar y coser como un cirujano jardinero.

 

Y sino puedes comprarlo aquí en Petalyou barato y creado con nuestros propios principios.

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario